Copyright 2007-2012
Built with Indexhibit

Alcoba de José Palacios (Vista hacia el oriente)

Quinta de Bolivar

Propuesta de instalación para la convocatoria al
VII Premio Luis Caballero

2012


“Primero el suelo nativo que nada. Nuestra vida no es otra cosa que
la herencia de nuestro país.”

Simón Bolivar




La iconografía que se origina en las representaciones de personajes y lugares, además de los objetos, documentos y símbolos que hacen parte de La Independencia quizás constituye uno de los principales pilares sobre los cuales se construye nuestra identidad como nación. Una buena parte de este imaginario hace parte de la colección de la Casa Museo Quinta de Bolívar, la cual a lo largo del siglo pasado y lo que va del actual, ha cumplido con el papel de presentar al público este fragmento de nuestra historia por medio de la reconstrucción del espacio doméstico que habitó Simón Bolívar durante varias estadías a lo largo de su campaña libertadora.

Sin embargo, después de recorrer las diferentes habitaciones surgen varios interrogantes. Cuales son las piezas que mejor representan la Colombia física? Los tapetes de fique que cubren los pisos de las habitaciones? Los pájaros embalsamados encapsulados en cristal? Las plantas del exuberante jardín? El chinchorro en la alcoba de José Palacios, o quizás las frutas y verduras de la cocina? Todas estos elementos juegan un rol secundario en relación con los grandes protagonistas: los retratos colgados de la pared, los muebles, los objetos personales de Bolívar y espacios tan imponentes como el comedor principal. En la Casa Museo se organizan y despliegan estos objetos que en su conjunto representan el simulacro de un entorno doméstico. Muchos de estos objetos, de origen o estilo Europeo en su mayoría, provienen de diversas colecciones y probablemente pocos de ellos “co-habitaron” el mismo lugar en el mismo momento del tiempo.

Las imágenes de Paisajes Ilustrados son parte realidad, parte simulacro, al igual que la escenografía de la Quinta de Bolívar. La propuesta que presento para esta convocatoria consiste en realizar una sustitución de las pinturas colgadas en las paredes de la Casa Museo Quinta de Bolivar. Estas pinturas, retratos en su mayoría, serán reemplazadas por varias fotografías que forman parte de este proyecto. Al insertar representaciones de un paisaje que no solo fue telón de fondo de muchos de los viajes y batallas que forman parte de la campaña libertadora si no que inspiró en su lucha a los principales actores de La Independencia, busco hacer visible el aspecto físico de nuestro territorio. La intervención tiene como objetivo principal el de expandir temporalmente el libreto museístico de la Casa Quinta para así visibilizar las características físicas del territorio liberado por Simón Bolivar y replantear el discurso sobre la iconografía que representa nuestra identidad.

C. E.